sábado, 22 de mayo de 2010

No era Ulises


No era Ulises pero sabía que ella siempre lo estaría esperando, que pasara lo que pasara tenía asegurado el beso, los oídos y los ojos. Entonces cerró la puerta y se fue a buscar otras cosas. Se olvidó de que el tiempo no cesa de correr y que las cosas que se buscan muchas veces ya se tienen.
Un día volvió. Cansado del viaje, algo así como feliz de volver. Volvió sobre sus pasos como quien regresa a lo que buscaba, pero ella no era Penélope y ya ni siquiera había una puerta para abrir.

5 comentarios:

  1. Bella y melancolica metafora mitica. me gusto mucho. saludos señorita.

    ResponderEliminar
  2. - hubo un día en que Calipso se enamoro de Ulises, pero él sentía culpa porque habia dejado a Penélope. Y fue así que Ulises partio tan lejos pero tan lejos que Calipso pasa las noches enteras buscando en las estrellas. Besos. Ade

    ResponderEliminar
  3. Un tema crucial en la vida es el volver, que está vinculado siempre al pasado ¿Quién no soño volver a su infancia, volver con uns er amado?
    La otra cara es el olvido, que tiene una dinámica de bumerang: el que se marcha lo hace para olvidar, y muchas veces cuando regresan se encuentra con el olvido.
    En este caso el personaje se encontro con la puerta cerrada al volver.
    Como te dije me gusto. Eso de volver sobre sus huellas es muy cierto. Yo suelo hacerlo pero en un intento de escape delpresente. Flasback.

    ResponderEliminar
  4. Me gustó el giro que le diste a este clásico. Buen remate para un buen poema. Mi abrazo para vos.

    ResponderEliminar
  5. Me gusta, me gusta. Esta noche, viernes 19hs lo leo en la radio www.positivafm.com.ar donde voy anunciando tu visita y la de Gustavo Tissoco a "Cazapoetas" en Gral. Rodríguez.

    Besossssssssssss

    ResponderEliminar

catartizate conmigo