martes, 24 de noviembre de 2009

DELIRIO XIX - Todo


Y se arremete contra la corriente y nada hacia su destino. Sabe que ahí, ahí en el fin de todos los miedos, en el lugar arremolinado de la única certeza, se contendrá en la concavidad de su abdomen y se dejará beber todas las gotas. Nada y nada hacia el delirio de su carne y la amplitud de todo lo que es. Nada porque ahí se vaciará de todo, al fin, y en el lugar vital de la verdad se entregará. Sabe que no hay remedio, todo tiene la simple y compleja intensidad de la vida. Nada hacia el beso de unas alas que la vuelan y la inundan de todo. Porque todo no puede ser menos que todo. Y todo no puede ser más que eso.

6 comentarios:

  1. Genial, hermoso, intenso...karinasacerdotesco, para usar un adjetivo-neologismo que contenga a los anteriores. Un beso áptero.

    ResponderEliminar
  2. Ah, este jueves toca Dick el Demasiado en Plasma, a las 22, si no tenés prejuicios con la cumbia,venite

    ResponderEliminar
  3. Otra vez me dejas con la piel de gallina. Gracias!

    ResponderEliminar
  4. cuando la nada es todo,duele.

    divino texto!

    ResponderEliminar
  5. Cuando la nada se hace todo eso y algo más.

    Un saludo cordial.

    ResponderEliminar
  6. Bravo karina sacerdote...
    Bello cuadro y bello texto.

    ResponderEliminar

catartizate conmigo