miércoles, 28 de octubre de 2009

DELIRIO XVI - Humana


A veces el caos es un manto oscuro que regurgita la pena de aquello que no es, no está, no se ve, no se escucha, no se dice, no se huele. A veces una parte se oscurece en las dudas, en el no de los noes, en el saberse humano imperfecto corroído por lo humano, por lo mínimo de humano, por lo mucho. A veces uno se siente envuelto en el recodo de la nada y se mana de sus manos una espera eterna. Y los pedazos de lo uno y de lo otro, de lo que se quiebra en el error de ser tan frágil y tan idiota de pensar que no puede ser de otra forma.
A veces me parto en dos y el caos vence al caos y de mí nace otro caos que me come. Me mastica con dientes de perro alzado y me traga. Me traga hasta que no queda nada de mí.
Otras veces es la certeza. Otras veces es la otra parte de mi historia, la des-cara de una moneda oxidada que se vuelve gema en un río que me llora. Y ya no soy humano ni caos. Y es y está y se ve y se escucha y se dice y se huele. Y es sí. Un sí llano de mañana abrigada por la luz de unos ojos. Un entender. Ser enteramente deshumana para ser en el descaro de lo imperfecto la perfecta muestra de mí.
A veces soy inmortal, bella, clara y única. Otras veces, como ahora, muero deslucida por la oscuridad de lo humano. Por la oscuridad de sus ojos que se cierran a mis ojos.

3 comentarios:

  1. Impresionante la fuerza que tiene tu poética.

    Es imposible permanecer inmune a tus palabras. Uno no es el mismo después de pasar por tus textos.

    Y encima, esos dibujos geniales.

    Cuanta pasión!

    ResponderEliminar
  2. Yo también te comería...porque sos exquisita

    ResponderEliminar
  3. Hay veces en que el dolor de ausencia nos desborda y provoca el llanto, Karina.
    Pero otras veces, afortunadamente, provoca estos bellos cantos.
    Como dice Sebastián: ¡Cuánta pasión!
    Te aplaudo y te mando un bes
    María rosa León

    ResponderEliminar

catartizate conmigo