domingo, 17 de mayo de 2009

IMAGEN I


Cerrar los ojos para ver la imagen que se clava en el pecho y le dice a tus dedos que es necesario parir. Alumbrar esa imagen que te exprime el núcleo cortando desde dentro otra cosa, lo que sea que no fuere esa imagen. Los dedos obedecen porque el rugido se anuda en las muñecas. Hace presión para salir al fin y cubrir el papel: una lombriz se convulsiona en el asfalto al rojo. Se ovilla en tic de tortura y asma. Unos dedos la atrapan, la desunen del cemento y en vuelo rápido la dejan caer sobre barro corrompido.
Cerrar los ojos mientras la lombriz se clava indecente en los párpados. Y una imagen que era otra ahora se muere en el mismo lugar.

2 comentarios:

  1. soy erker, de maldita ginebra...hipnotizado con la estetica de este blog y sobre todo con tus letras...te sigo...besos

    ResponderEliminar

catartizate conmigo